El sábado 3 de diciembre, el P. General, acompañado del P. Pierre Diatta, ha abierto solemnemente el Año Jubilar Calasancio en la parroquia de San Pedro de Kikonka, en la diócesis de Kisantu, (República Democrática del Congo).

Kikonka es la fundación escolapia más reciente. Tenemos allí una comunidad de tres escolapios que han asumido esta misión, que consiste en un parroquia, dos escuelas primarias y dos escuelas secundarias. Al final de la Eucaristía de apertura del Año Jubilar, el P. General y el Obispo de Kisantu han firmado el acuerdo institucional que regula la presencia de la Orden en la diócesis.

Una bella jornada escolapia, que ha contado con la participación de muchísimos niños y jóvenes, familias, responsables de la parroquia, sacerdotes diocesanos presididos por el Obispo Monseñor Fidèle Nsielele, las dos comunidades escolapias de Congo y el P. Provincial de Africa Central con el asistente provincial P. Felicien Mouendji.

Los niños de la escuela han cantado el himno a San José de Calasanz, y lo han hecho a pleno pulmón. Damos gracias a Dios por esta jornada en la que San José de Calasanz ha llegado a un nuevo lugar, lleno de niños y jóvenes que acogen a los Escolapios con ánimo alegre y esperanzado.