El sábado 11 de noviembre se cerró el Consejo de Superiores Mayores con una Eucaristía presidida por el P. General y dos sesiones de trabajo dedicadas a la puesta en común de todo lo vivido por la Orden a lo largo del Año Jubilar Calasancio. Los miembros del Consejo han podido compartir las innumerables iniciativas jubilares vividas en cada Demarcación de la Orden.

Finalmente, el Consejo aprobó un MENSAJE A LAS ESCUELAS PÍAS en el que se transmiten las claves fundamentales desde las que se ha celebrado el Consejo.

El P. General, en sus palabras finales, invitó a los SMM a vivir y trasmitir tres dinamismos fundamentales: GRACIAS, DISCERNIMIENTO y ENVÍO.

Seguimos en oración por los frutos de este Consejo