El P. General ha estado unos días en la comunidad de Atambúa, la segunda etapa de su viaje a Indonesia. En ella viven tres religiosos y diez aspirantes, que tienen su primer año de experiencia formativa escolapia, previa al Prenoviciado, que se realiza en Yogyakarta. El P. General habló personalmente con los religiosos y con cada uno de los aspirantes, se reunió con el Obispo de Atambúa y participó en la clausura del trimestre del “Learning with Calasanz”, la Escuela No Formal que llevan adelante nuestros hermanos, con más de 100 alumnos.

Hubo diversas reuniones con la comunidad y con los jóvenes, así como un encuentro con los laicos que colaboran con nuestra misión en Atambúa. Igualmente, el P. General participó en una sesión formativa sobre “los desafíos educativos en Timor”, organizada para nosotros en uno de los Colegios diocesanos de la ciudad.

Como es lógico, el P. General visitó las obras de la construcción de nuestro internado, previsto para la formación de cien muchachos de la zona y que se inaugurará dentro de unos meses.

Nuestra presencia en Indonesia, que ya cuenta con dos comunidades, camina poco a poco, con mucho ánimo y compromiso. Damos gracias a Dios por todo lo que estamos viviendo en Yogyakarta y en Atambúa, y oramos por la vida y misión de nuestros hermanos.