El pasado 21 de diciembre, el Papa Francisco autorizó la promulgación del Decreto del milagro atribuido a la intercesión del Beato Faustino Míguez, escolapio y fundador de las Religiosas Calasancias, Hijas de la Divina Pastora.
Con este paso se llega a la última etapa del proceso para la Canonización del Beato, quedando a la espera de la fecha de la celebración, estipulada por el Santo Padre.
Damos gracias a Dios por este hermoso regalo en el marco del Año Jubilar Calasancio y lo recibimos como una clara invitación a entregarnos generosa y constantemente a nuestra misión, como camino y vida de santificación.
Nos alegramos como familia calasancia de esta fiesta y en unión con nuestras hermanas Calasancias celebramos la vida del tercer Santo de nuestra Orden, después de San José de Calasanz y San Pompilio Maria Pirrotti.