La Congregación General ha tomado la decisión de instituir en la Orden el “Día del Movimiento Calasanz”. Sera el día 15 de febrero, aniversario la muerte de Glicerio Landriani.

La propuesta del Equipo de Coordinación del Movimiento Calasanz ha sido aprobada por la Congregación General. Con este “Día del Movimiento Calasanz” buscamos que cada 15 de febrero todos los niños, adolescentes, jóvenes, adultos, educadores, religiosos, miembros de la Fraternidad, etc., que forman parte del Movimiento Calasanz, se unan en una misma celebración con algún gesto, oración, convivencia, conexión online o cualquier otra iniciativa que ayude a que cada uno, desde su Presencia y desde su Demarcación, crezca en conciencia de unidad.

El objetivo de esta celebración es triple. Por un lado se trata de generar conciencia de pertenencia, desde el Movimiento Calasanz, a una familia escolapia global.  Por otro es una oportunidad para introducir un elemento de profundización en nuestra identidad escolapia común. Así mismo la institución de este día pretende significar y visibilizar en el conjunto de las Escuelas Pías al Movimiento Calasanz, a través de la oración, la celebración y la comunicación.

El día 15 de febrero ha sido elegido en recuerdo de Glicerio Landriani, por ser el primer joven que llamó a las puertas de las Escuelas Pías para comprometerse con el sueño de Calasanz. Glicerio fue un gran catequista y evangelizador, un apasionado de la misión escolapia. Queremos que el Movimiento Calasanz le recuerde y le tenga presente como modelo y como guía. Ojalá un día llegue a ser su santo patrón.