Con el lema “Alzati, va’ e non temere”, las Religiosas Calasanziane, fundadas por la Beata Madre Celestina Donati, se preparan para vivir un intenso Año Vocacional en todas sus presencias calasanzianas. Este año vocacional coincidirá con el periodo propio de preparación del próximo Capítulo General de la Congregación, que se celebrará en julio de 2018.

El Año Vocacional Celestiniano comenzará el 18 de marzo, día en que conmemoramos a la Beata Madre Celestina.

La Madre General, Suor Anna Lucia D’Ospina, ha convocado este año vocacional con tres grandes objetivos:

  • Crecer en conciencia y corresponsabilidad
  • Transformar nuestro estilo de vida
  • Promover un camino de comunión

Las Orden de las Escuelas Pías acoge esta noticia con profunda alegría y la quiere vivir como un nuevo don del Año Jubilar Calasancio. Nos unimos a la esperanza y a la plegaria de nuestras hermanas Calasanziane, implorando al Señor el don de la vocación celestiniana y trabajando por ello.