A CUANTOS SABEN QUE LOS NIÑOS NOS ACERCAN AL REINO DE DIOS

Queridos hermanos y hermanas:

Celebramos la solemnidad de San José de Calasanz. Nos unimos a toda la comunidad cristiana para celebrar nuestra fe y agradecer a Dios el don de Calasanz para la Iglesia y para el mundo, de modo especial para los niños y jóvenes, ante todo los más pobres, y para las Escuelas Pías.

Estamos en pleno Jubileo de la Misericordia. Y a las puertas de la celebración del Año Jubilar Calasancio, con el que conmemoramos conjuntamente a Calasanz y su obra, las Escuelas Pías. Por eso, nuestra felicitación en el día de Calasanz es muy sencilla y alegre; es jubilosa: celebren con profunda alegría a Calasanz, compartan fraternalmente la fiesta, renueven su vocación escolapia, vivan la solemnidad de Calasanz en espíritu de misión, agradezcan al Señor el don recibido a través del carisma de Nuestro Santo Padre.

Les invitamos a vivir esta celebración con actitudes de misericordia: desde el perdón y reconciliación, desde el compromiso por los niños y jóvenes, desde el deseo de seguir aportando a la construcción de las Escuelas Pías.

Que este día 25 de agosto sea una Jornada de oración y de alegría por Calasanz y por nuestra vocación.

¡Muchas felicidades a todos!

Roma, 25 de agosto de 2016, solemnidad de San José de Calasanz

La Congregación General de las Escuelas Pías

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies