El tercer día del I Encuentro de Comunicadores comenzó con una Eucaristía presidida por el P. Jins Joseph. Joseph reivindicó la sencillez de nuestra comunicación y la misión que tenemos como comunicadores, enviados como los apóstoles a “anunciar el Evangelio”. Por la mañana participó Eva Díaz, periodista de Escuelas Católicas, que “aterrizó” a la práctica comunicativa el planteamiento general que José Beltrán compartió el día anterior. Diaz incidió en la idea de que “todo comunica”, desde la forma en la que vamos vestidos hasta los espacios de nuestros centros. “No podemos no comunicar”, afirmó parafraseando al semiólogo Paul Watzlawick.  En la segunda parte de su intervención ofreció algunas pautas para el desarrollo de un plan de comunicación, “porque tenemos un montón de historias emocionantes, vamos a compartirlas”, explicó. También abordó la crisis de comunicación a partir de casos reales, ofreciendo pistas y ejemplos con los que trabajar de forma positiva situaciones difíciles. Por la tarde, los asistentes pudieron disfrutar de un tour por el Madrid de los Austrias y degustar comida típica de la capital en una cena de tapas en el centro de Madrid.