Durante los días 29 de mayo al 4 de junio, el Padre General junto al Asistente General por Asia, József Urbán, realizaron una visita fraterna a las diferentes presencias escolapias en Japón. Los acompañó el P. Miguel Artola, Viceprovincial.

Comenzó la visita por la comunidad de Tokyo-Komaba, en donde tenemos una capilla con culto, en la que los domingos se reúnen personas de distintas nacionalidades para celebrar la fe y tener un compartir fraterno. Igualmente visitó las obras en las cuales trabajan nuestros hermanos en Tokio y en Yokohama (una escuela y dos parroquias, una de ellas nuestra, la de Tobe) y finalmente la comunidad y las obras en la ciudad de Yokkaichi: una comunidad, un kínder, una parroquia y nuestra Escuela en Oiwake, el Kaisei Kotogakko, que cuenta con más de 750 alumnos.

En medio de la visita a los hermanos se dio también la oportunidad de ser recibidos por el Nuncio Apostólico en Japón, S.E.R. Mons. Joseph Chennoth, con quien se pudo compartir de manera fraterna la importancia del trabajo que la Orden realiza tanto para la educación como para la evangelización en el país y la colaboración y compromiso con la Iglesia en tierra misionera.

El P. General pudo dialogar con cada uno de los religiosos allí presentes. Recordemos que nuestra presencia cuenta con personas de España, Polonia, Filipinas y Vietnam, permitiendo que la experiencia de encuentro se enriquezca cada día.

Con alegría y esperanza se constata el valor del trabajo de nuestros hermanos en un lugar de misión que supone grandes retos y dificultades y que a la vez representa una gran ayuda y esperanza para la Iglesia local y para las personas que se benefician de nuestro ministerio.