En el día de hoy, la Conferencia Episcopal Venezolana (CEV), junto a la Conferencia Venezolana de Religiosos y Religiosas (CONVER) y el Consejo Nacional de Laicos (CNL) han emitido conjuntamente un comunicado, en el cual expresan su preocupación por la situación política del país y su compromiso por seguir aportando la ayuda necesaria en la crisis humanitaria que vive Venezuela.

Nuestra demarcación, en sus presencias en Venezuela, y en unidad a la Iglesia, hace suyo lo que el documento expresa, y ratifica fielmente todos y cada uno de los puntos que contiene. Nos hacemos eco de la “dolorosa situación de injusticia y sufrimiento por la carencia de lo necesario para una vida digna y productiva, y la indefensión ante la justicia”. Clama el cielo el número significativo de presos políticos, y llega al corazón de todos los escolapios la situación de más de 60 adolescentes que han sido apresados injustamente por expresar su derecho a vivir en libertad, entre otras situaciones que hablan del estado de indefensión en el que se encuentra la mayoría del pueblo.

Por esta razón, hemos decidido que:

  • Sea dado a conocer por todos los medios oficiales, homilías, y redes sociales de nuestras presencias de Venezuela el comunicado emitido.
  • Colocar nuestras plataformas de atención social (parroquias, fundaciones, colegios y demás) al servicio de las iniciativas que puedan concretarse en el ámbito de las iglesias locales.
  • Hacernos parte de la convocatoria, este domingo 10 de febrero, a la celebración de la Eucaristía, en la que pedimos al Señor “nos conceda la paz, la reconciliación, la libertad, y la salud espiritual y corporal”[2]
  • Generar todos los gestos de fraternidad y solidaridad posibles en medio de la crisis, tal como lo señala también el comunicado.
  • Continuar e dar fuerza a todos los servicios que puedan ayudar a mitigar el sufrimiento del pueblo.
  • Exigir públicamente, junto a toda la Iglesia venezolana, que se concedan los permisos necesarios para que la ayuda humanitaria pueda llegar a quienes más lo necesitan
  • Seguir trabajando, desde el ámbito educativo y pastoral, por la reconstrucción de la democracia y del país.
  • Trabajar, sin distinción de ideas, con transparencia y equidad, para que toda la posible ayuda que sea canalizada por nuestras instituciones llegue a sus respectivos destinatarios.

En oración, y puestos a los pies de la Virgen de Coromoto y del Santísimo Sacramento, seguimos apostando por un país donde reinen los valores del Evangelio.

No tengan miedo, yo estaré con ustedes hasta el fin del mundo (Mt 28,20)

En Caracas, a los 04 días del mes de febrero de 2019.

P. Rogelio Gimeno, Secretario Provincial

P. Willians Costa, Provincial

 

COMUNICADO CEV

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies