Después de posponer su visita en meses anteriores, el P. General visitó la Fundación de las Escuelas Pías en Guatemala del 31 de agosto al 2 de septiembre. A casi 8 meses de haber comenzado la presencia del sueño de Calasanz en estas tierras de misión el P. Pedro Aguado Sch. P. pudo conocer de viva voz todo lo que se ha emprendido en este lugar en medio de las montañas.

Con una visita de 3 días, sin contar los tiempos de traslado del aeropuerto a la comunidad, pudo visitar lo extensa que es la vida pastoral en estos lugares. Además no viajó solo; sino que lo hizo en compañía del P. József Urbán Sch. P., quien es Asistente por Asia y Viceprovincial de la India.

Visitó los 3 colegios parroquiales teniendo reuniones con los estudiantes, padres de familia y personal que labora en estos centros. Ahí se le presentaron algunos números culturales de la cultura maya mam y se le presentó la canción más escolapia de todas “Hubo un hombre” ejecutada en marimba por alumnos de uno de los colegios.

En lo que a la parroquia se refiere, tuvo la oportunidad de visitar 2 de las 32 comunidades. Y ahí conocer la realidad que vive la feligresía que se atiende en esta parroquia. Además tuvo la oportunidad de reunirse con el Consejo Pastoral y con los jóvenes de la pastoral juvenil y del grupo de acólitos. En cada uno de estos espacios hizo hincapié en ver todas estas obras como parte de una presencia escolapia que debe potencializar al máximo todo lo que la Orden de las Escuelas Pías brinde para el bien de la gente de estos lugares.

Por último, se tuvo una reunión con Mons. Mario Alberto Molina Palma, OAR, para tratar asuntos sobre el futuro escolapio dentro de la arquidiócesis y valorar la situación de los colegios parroquiales. Sin duda alguna una reunión que nos llena de ilusiones y retos para consolidar la Presencia Escolapia en este bello lugar que sorprendió al General con sus hermosos paisajes y la calidez de su gente.

Gracias P. Pedro y P. József por su presencia entre nosotros; gracias por hacernos sentir en sintonía con la Orden de las Escuelas Pías; gracias por hacer esta visita en este momento de pandemia en donde el compartir la esperanza es vital para seguir adelante. Estamos seguros que su visita dará muchos más frutos escolapios que los que ahora se están dando.

Francisco López Jiménez