Ahora que nos encontramos en la Ciudad de Roma, hemos tenido la oportunidad de conocer la Casa General de la Orden en la que el P. General nos ha dado la bienvenida y el P. Pascual Burgués nos ha acompañado en un recorrido por los lugares en los que tuvo contacto Calasanz, como su habitación y la capilla en la que oraba. Durante nuestra estancia en el que fuera el hogar de nuestro fundador, tuvimos la oportunidad de que convivir con varios Padres Escolapios de distintas nacionalidades y que algunas Madres Escolapias nos acompañaran en esta jornada.

Otro momento muy importante para nosotros ha sido la Celebración Eucarística en la Iglesia de Santa Dorotea, donde San José de Calasanz fundara la primera escuela. Estar en estos lugares tan significativos para los Escolapios nos ayuda a tomar conciencia de cuáles han sido los inicios de nuestra vocación y nos anima a ser fuertes en la adversidad.

 

 

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies