El Escolapio Laico

INTEGRACIÓN CARISMÁTICA Y JURÍDICA EN LAS ESCUELAS PÍAS

Los escolapios laicos y laicas vivimos con profunda alegría el compartir espiritualidad, vida y misión con los escolapios religiosos. Hemos optado por hacer presente con nuestro estilo de vida el carisma de Calasanz en el mundo, en la sociedad y entre las personas con las que convivimos y compartimos nuestra vida y tiempo.

Somos personas seguidoras de Jesús que queremos vivir plenamente nuestra vocación al estilo de Calasanz. Esta vocación se concreta en el Directorio de participación en las Escuelas Pías, aprobado por el 47º Capítulo General, donde se desarrollan las líneas desde las que la Orden Escolapia plantea el desarrollo del extraordinario desafío de la comunión entre religiosos y laicos.

Escolapios laicos/as son “personas que, con una vivencia carismática escolapia en la Fraternidad, forman parte de la Orden con un compromiso jurídico, desde su condición laical, tras un proceso de discernimiento con su posterior petición y aceptación”

El 15 de junio de 2002 hacíamos la promesa a esta vocación los primeros 7 escolapios laicos/as en la capilla del Colegio Calasancio de Bilbao. En este escrito queremos presentar de manera breve cómo hemos ido concretando desde aquel entonces dicha modalidad de participación en la Provincia de Emaús.

Como explica el P. General, Pedro Aguado “estamos ante una vocación que debe ser muy cuidada y valorada, reconocida en personas de claro recorrido vocacional y de una consistente formación, aceptadas finalmente por los superiores mayores teniendo en cuenta el parecer del Consejo de la Fraternidad”. “Damos gracias a Dios por el don de la pluralidad vocacional escolapia, y de su infinita bondad esperamos que todos podamos comprender que no hay más que una manera de vivir la vocación escolapia (religiosa o laical) que hemos recibido: intensamente, en plenitud, desde la búsqueda honesta de la autenticidad. Sólo así la pluralidad vocacional será fecunda y redundará en el bien de los niños y de los jóvenes, ante todo de los pobres”.

Presentamos una serie de materiales que a lo largo de estos últimos años se han ido elaborando, fruto de la reflexión sobre una nueva vocación que ha ido surgiendo en el seno de las Escuelas Pías y que fue propuesta por el Capítulo General de 1997 y formalmente aprobada por el 47º Capítulo General de la Orden, celebrado en Hungría en el año 2015. Este Capítulo General aprobó canónicamente el nuevo DIRECTORIO DE PARTICIPACIÓN EN LAS ESCUELAS PÍAS, que describe esta vocación en el número 66.

Download