Todas las Órdenes y Congregaciones religiosas tienen su “cultura”, su manera de proceder, sus dinamismos más o menos consolidados que funcionan de modo sistemático y que condicionan o definen su vida, su organización y sus procesos. Es bueno ser conscientes de ello, para valorar lo que es bueno, pero también para discernir lo que quizás necesitemos cambiar.

Descarga la carta

 

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies