No porque los Escolapios no estuvieran en esta ciudad, sino porque le traen una nueva obra educativa: la escuela. En Rzeszòw se encuentra una parroquia encomendada a los Escolapios y está el noviciado de la Provincia de Polonia. Sin embargo, faltaba la institución más deseada, y que todos querían: la escuela.

El 22 de septiembre se celebró la ceremonia de la bendición de la piedra angular del nuevo edificio escolar. Concretamente las piedras eran dos, una de la cuna de San José de Calasanz en Peralta de la sal (España), la otra de la Casa General de San Pantaleo en Roma.

La ceremonia reunió a representantes del gobierno civil y eclesiástico local. El Padre Provincial Jòzef Matras y otros hermanos escolapios, los directores y los representantes de las escuelas católicas y públicas de Rzeszòw participaron. El obispo, S.E. Mons. Edward Bialoglowski bendijo las piedras angulares y el patio del colegio. La ceremonia fue organizada por el P. Mariusz Siòdmiak, quien fue nombrado director de la nueva escuela. La escuela debe contar alrededor de 800 alumnos, desde los más jóvenes hasta la madurez. (en las fotografías se puede ver el prospecto del edificio).

En la historia de nuestra provincia, en Rzeszòw había un colegio escolapio, en el que enseñó al P. Estanislao Konarski, el famoso reformador de la educación del siglo XVIII. El Colegio se cerró bajo la soberanía del gobierno austríaco en la partición de Polonia. Contando los años, podemos decir que las Escuelas Pías vuelven a Rzeszòw después de 235 años de ausencia escolar.

P. Łukasz Adamusiak Sch. P.

 

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies