Acaba de terminar el Sínodo de los Obispos sobre los jóvenes, la fe y el discernimiento vocacional, en el que he tenido la oportunidad de estar presente como representante de la Unión de Superiores Generales. Para mí ha sido una extraordinaria experiencia, y creo que ha sido también muy bueno para nuestra Orden, porque he podido hacer presente las Escuelas Pías en los debates sinodales.

 

Descarga la carta

 

 

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies