El Papa Francisco saludó especialmente al grupo de jóvenes escolapios que estaban en Roma participando del Curso de Votos Solemnes. Les saludó uno a uno, y les insistió en el “para toda la vida”, propio de la consagración religiosa. Todos estaban muy alegres y agradecidos al Papa por su cercanía y disponibilidad. ¡Enhorabuena!

 

 

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies