Del 20 al 26 de julio de 2022 se celebró el Encuentro de Jóvenes Escolapios de Europa (conocido de inglés como “Piarist Youth Meeting”, o sea, PYM). La primera parte del encuentro tuvo lugar en Rzeszów y la segunda siguió en Kraków. Asistieron más de 200 personas de las presencias escolapias de Eslovaquia, Ucrania, Hungría, Cataluña y de Polonia de los escolapios y de las escolapias.

Los participantes del encuentro estuvieron alojados en la escuela de Rzeszów y también en las dos de Kraków. Durante una semana visitamos el centro de la ciudad de Rzeszów, el Castillo de Łańcut, el Museo de la Familia Ulma en Markowa, los barrios de Kraków: el Casco Antiguo, Kazimierz, Podgórze y Nowa Huta; hicimos una peregrinación al Santuario de la Divina Misericordia en Łagiewniki; visitamos el colegio escolapio, la antigua iglesia escolapia y la actual parroquia escolapia en Rzeszów y las tres iglesias escolapias en Kraków en las calles: Dzielskiego, Meissnera y Pijarska.

El lema del encuentro «Yo soy» tuvo su desarrollo en tres charlas. El P. Carles Gil i Saguer, Asistente General por Europa, abordando el tema «Soy humano», preguntó, ¿cómo titularías la historia de tu vida? Anna Marek-Cycoń, pedagoga y especialista en la sexualidad matrimonial, en la conferencia acerca del tema «Soy cristiano/a» compartió su experiencia de cómo Dios nos da a veces señales muy extrañas de su presencia. La charla de Katarzyna Barnaś, miembro del equipo provincial del Movimiento Calasanz, titulada «Soy Calasanz» concluyó con un estímulo: una vez que hayas conocido y descubierto a Calasanz, ¡empieza a actuar como él!

El compartir en 12 grupos internacionales fue dirigido por 18 animadores. La lengua principal del encuentro fue inglés pero gracias al sistema de traducción fueron también utilizados los idiomas nacionales: eslovaco, ucraniano, húngaro, catalán, español y polaco. Durante cada Eucaristía se notaba la sensación del catolicismo de la Iglesia por utilizar cada una de dichas lenguas.

Los participantes realizaron dos turnos de talleres: música, macramé, juegos de baile, plegado de papel, confección de pulseras, modelado de globos, experimentos físicos, ajedrez, búsqueda del tesoro, macrofotografía, confección de llaveros, juegos de campo, reproducción de cuadros famosos, periodismo, experimentos químicos, bailes escolapios, creación de motivación y cultura japonesa. En el torneo de voleibol, el equipo de Hungría en la final ganó con el grupo de Zólochiv, y el torneo de fútbol quedó sin ganador por la lluvia.

Más de 70 personas participaron en la organización en la fase de preparación del programa y durante el evento: los escolapios, las escolapias, profesores de nuestras escuelas, feligreses y amigos, así como un grupo muy numeroso de monitores y voluntarios, jóvenes sobre todo de Rzeszów y Kraków.

P. Jacek Wolan Sch. P.