“Con María, servidores de Esperanza”

Tal el lema que convocó al Iter Calasanz de Argentina en una nueva edición de la Misión de Verano por Quimilí y pueblos vecinos.

Días intensos de compartir fraterno, encuentro profundo con el Señor y anuncio gozoso de la salvación que nos trajo Jesucristo.

Los jóvenes en su tarea misionera hacen una clara opción por los más pequeños, colaborando en actividades catequísticas y educativas. Visitan a las familias y anuncian en sus hogares el Evangelio y convocan a la comunidad a celebrar la fe en la capilla del pueblo o del barrio en que se encuentran.

Vuelven a sus lugares renovados, con la certeza de que la misión no terminó sino que recién comienza.

P. Luis Maltauro, Sch. P.

 

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies