Las Escuelas Pías de Argentina han experimentado la inmensa alegría de celebrar la Ordenación Sacerdotal del Diác. Pablo Sánchez, en el luminoso día de Nuestra Señora de Guadalupe y llevada a cabo en su ciudad natal, Quimilí, en la escuela que llevamos adelante los Padres Escolapios cuya presencia en esta bendita tierra de misiones, está próxima a cumplir sus 50 años.

Quimilí y toda su zona de influencia es un lugar entrañable en la vida de todos los escolapios de la Provincia, religiosos y laicos: las misiones y diversas actividades llevadas adelante allí han sido verdaderos hitos que marcaron el camino vocacional de todos los que formamos esta comunidad.

Y la alegría particular es que el P. Pablo es el primer fruto sacerdotal escolapio de esta tierra en la que tanta bendición encontramos. No tenemos duda de que su testimonio arrastrará a muchos otros, con la ayuda de Dios.

Demos gracias a Dios por este nuevo sacerdote de Cristo para las Escuelas Pías, y recemos por su perseverancia y santidad.

P. Luis Maltauro Sch. P.