El 9 de marzo, nosotros, los voluntarios de la comunidad de Akurenam (Guinea Ecuatorial), hemos celebrado el Día Internacional del Voluntariado con muchas ilusiones y alegría.

Empezamos la celebración con una misa de acción de gracias, siendo la base el evangelio de San Lucas, diciendo que Jesús no vino al mundo para buscar a los justos, sino, vino a salvar a los pecadores.

Seguidamente, hemos proseguido a la lectura del “Manifiesto 9 de marzo, Día del Voluntariado en Itaka-Escolapios” cuyos temas se han centralizado en tres palabras muy importantes:

  • Reconocer el trabajo que realizan los voluntariados.
  • Recordar lo que han venido haciendo nuestros predecesores.
  • Convocar a otros para que nuestra labor pueda difundirse por todo el mundo, es decir, atraer, animar a los demás a formar parte de nuestra labor.

Después de la lectura y compresión del Manifiesto, hemos tenido la oportunidad de ver algunos testimonios de voluntarios que están en diferentes lugares donde hay presencia escolapia, y se sienten orgullosos y felices con su labor.

Más tarde hemos visto un vídeo, donde nos han explicado en qué consiste ser voluntario; diciéndonos que ser voluntario es una decisión por propia voluntad, es decir, que nadie te obliga a hacerlo, uno mismo es consciente de lo que hace.

Después de todo eso, hemos hecho un breve descanso realizando varias actividades como juegos, concursos y retos.

Más tarde hemos visto otro vídeo en el que nos han mostrado y especificado bien qué es eso de ser escolapio, y nos hemos quedado en que ser escolapio es entregarse a Dios y a los demás.

Finalmente, hemos realizado un apartado de evaluación del día, en el que los participantes han opinado qué se debe mejorar y qué les ha parecido el día compartido.

Y hemos clausurado el día ofreciendo una mesa a todos con canciones y bailes. 

 

Anastasia Ayito

Monitora y voluntaria del MC