El sábado 22 de mayo, Mons. Carlos Curiel Sch.P. tomó posesión como Obispo de Carora.

El nuevo obispo fue recibido con gran alegría por la población, que pudo verle y aplaudirle en su recorrido por la ciudad. Fue especial el homenaje que recibió delante del Colegio Escolapio y de la parroquia “San José de Calasanz”, con las tradicionales danzas que constituyen una de las señas de identidad de nuestro colegio.

La Eucaristía de toma de posesión tuvo lugar en el santuario mariano de Nuestra Señora del Rosario de Chiquinquirá de Aregue, y contó con la presencia, entre otros obispos, del Nuncio Apostólico en Venezuela, del cardenal Baltasar Porras y del hasta ahora Obispo administrador de la diócesis de Carora, Mons. Ubaldo Santana.

Nuestra Orden y la Provincia de Centroamérica y Caribe estuvo representada por el P. Provincial, Juan Alfonso Serra, y otros religiosos destinados en Venezuela.

En su homilía, Mons. Curiel manifestó su disponibilidad y compromiso para acompañar la vida de la diócesis en profunda comunión con el Papa Francisco, y destacó su agradecimiento a Bolivia, donde ha servido por varios años, y a la Orden de las Escuelas Pías, a la que pertenece con profunda alegría y acción de gracias a Dios.

Al final de la celebración, el P. Juan Alfonso Serra leyó una carta enviada por el P. General, en la que el P. Pedro expresaba la importancia de Carora para nuestra Orden y sus mejores deseos para el nuevo obispo y el conjunto de la diócesis.

Deseamos a nuestro hermano Carlos, Obispo de Carora, un fecundo ministerio episcopal.