“Nos gusta empezar por las definiciones”. Esta es la forma en cómo comenzó su ponencia el P. Carles Gil para explicar el proyecto que la Congregación General desea impulsar: “Alumni en las Escuelas Pías”.

Las reuniones fueron por circunscripciones. En cada reunión, el P. Carles Gil abordó lo que deberíamos entender sobre el término: “exalumno” “antiguos alumnos”. Quizá la comprensión actual y según la forma del presente proyecto puede ser distinta.

Mencionó que la experiencia de Alumni universitaria es hoy una experiencia consolidada en muchas universidades del mundo. También, mencionó que este modelo se puede “importar” o implementar en las Escuelas, y hay quienes en el mundo han captado la bondad de este proyecto y su potencialidad que tienen para el contexto y la misma institución escolar. Ahora existen redes de Alumni muy potentes en esos sitios.

En el ámbito escolapio, hay intuiciones o proyectos ya puestos en marcha en Cataluña, en África del Oeste, en USA Devon, en India, en Betania Getafe, y muy recientemente en Nazaret.

Actualmente hay dos tipos de formatos:

  1. Asociaciones de personas que se reúnen para conmemorar o rememorar algún momento importante de su trayectoria, y, por otro lado, la eventual ayuda económica en algún proyecto.
  2. Crear un modelo demarcacional Alumni escolapio, (no de obras aisladas) que posibilite un proyecto sostenible y de desarrollo humano, comunitario e institucional.

El reto es: un alumno escolapio pasa en nuestro colegio durante quince años (y no solo tres o cuatro como una universidad), formándose en conocimientos, actitudes, valores y de forma integral e integradora. El proyecto Alumni reúne a aquellos que han sido formados en una institución educativa y tiene como finalidad la continuidad de una relación de ayuda y cooperación. Por lo tanto, nuestros alumnos escolapios podrían ser Alumni bajo un proyecto de acompañamiento en clave de relación de ayuda, cooperación y crecimiento mutuo.

¿Qué podríamos esperar de un proyecto planeado, coordinado, e intencionado Alumni para una demarcación y para las Escuelas Pías?

Este es el proyecto que se está construyendo como iniciativa de la Congregación General en la persona del P. Carles Gil. ¿A dónde llevará esta iniciativa a las Escuelas Pías? Lo sabremos si lo trabajamos juntos, coordinados, pero, sobre todo, amando a los jóvenes y a las Escuelas Pías. Pues son muchas las bondades y muchos los beneficios. Como a todo, hay que dedicarle corazón, inteligencia estratégica y tiempo.