Con profunda tristeza informamos que el templo parroquial de San Sebastián de Curarrehue, a cargo de los Padres Escolapios, resultó totalmente destruido a causa de un voraz incendio, aunque, gracias a Dios, no hay víctimas que lamentar.

El hecho se registró cerca de las 1.30 horas de la madrugada de este lunes 10 de enero de 2022. Todavía se desconoce la causa del incendio que destruyó también las oficinas de la Parroquia y está siendo investigado por las autoridades competentes.

En la Delegación de las Escuelas Pías de Chile se encuentran tremendamente afectados por el suceso. Junto con la consternación por lo sucedido, agradecen la solidaridad y afecto que están recibiendo en estos difíciles momentos. Desde el inicio del incendio han estado en comunicación con el P. Juan Antonio López Armendariz (miembro de la Comunidad, presente en la localidad y responsable de Radio Ngen, cuyas instalaciones están en un edificio cercano a la Iglesia). También con el P. Gorka Elexpe (Párroco) y con María José Pérez (Representante de colegio Calasanz Kurarewe). El P. Pedro Aguado, General de los Padres Escolapios, buen conocedor de la localidad, envía su solidaridad y sigue de cerca los acontecimientos. Han manifestado su cercanía Don Francisco Javier Stegmeier, obispo de Villarrica, (quien ya ha estado en la localidad con el P. Juan Antonio), Don Cristián Contreras, obispo de Melipilla, Don Mario Salas, Presidente de Conferre… y numerosos funcionarios y amigos. Mons. Francisco Javier Stegmeier, Obispo de Villarrica, llama a todos los fieles a “orar por la comunidad de Curarrehue y por los Padres Escolapios, que están muy afectados por este incendio, por toda la carga simbólica de este hermoso y emblemático templo”. El P. Aitor Bilbao viaja, en los momentos de redactar estas líneas, a la localidad para ayudar en lo posible. El P. Gorka llega mañana de sus vacaciones en España y se hará presente de inmediato.

Desde el dolor por la pérdida y, en imitación de la tesonera paciencia de nuestro Fundador, San José de Calasanz, los escolapios en Chile manifiestan su deseo de servicio a la Comunidad Cristiana  y hacen votos por el resurgir material y espiritual del Pueblo de Dios que peregrina en Curarrehue.

La iglesia San Sebastián de Curarrehue (en mapudungun: kura rewe ‘altar de piedra’) fue construida en 1953 por el Venerable Mons. Francisco Valdés Subercaseaux, conocido como «el Padre Pancho». Esta parroquia fue entregada en comodato a los padres Escolapios el año 1995, por la Diócesis de Villarrica, y hasta hoy, los padres Escolapios han llevado esta parroquia y otras más pequeñas en esta localidad, acompañando a quienes más lo necesitan.

En este templo se inauguró la Ruta Patrimonial N° 61 creada por el Ministerio de Bienes Nacionales, en colaboración con la Fundación Fray Francisco Valdés Subercaseaux y que tiene como objetivo destacar y poner en valor el legado cultural, social y religioso del primer sacerdote chileno capuchino y obispo de Osorno”.