El día lunes 7 de junio, en forma simbólica, durante la misa en donde se recordó al Padre José Antonio López, fue presentado a la comunidad un ícono de nuestro Santo Fundador, San José de Calasanz. Sustituye a un dibujo que estaba con anterioridad. Estará en el lateral derecho de la nave de la iglesia parroquial.

Esta iniciativa, se venía gestando hace algún tiempo y fue encargada a un feligrés de la parroquia, don Luis Álvarez, quien es monje y reside en Irlanda hace más de 40 años, pero por motivos de la pandemia no ha podido volver. Don Luis, se ha dedicado a la iconografía en diferentes lugares, y en conversaciones con P. Jimmy, se concretó la iniciativa de hacer una iconografía del santo para la Parroquia Santa Luisa.

Descripción de la iconografía:

La iconografía está realizada sobre una tabla de ciprés nativo chileno y con dos apoyos de roble nativo. Con lino pegado de cola de conejo y 15 capas de yeso.

Sus dimensiones son: 1.10 cm. de largo x 0.77 cm. de ancho y 0,4 cm. de grosor.

  1. El santo se puede ver en el panel superior. Todo en su figura está cambiando:
  2. Ojos abiertos, mirando a quienes lo visiten. Un ojo más grande mira a los hijos del Padre. El otro ojo mira a Dios a quien viene a proclamar.
  3. Su boca cerrada pequeña que nos recuerda que no hay nada más que tenga que ser revelado. En Jesús hemos recibido toda la revelación.
  4. Un solo oído como invitando a la escucha. El otro, está a la escucha de Dios.
  5. Su nariz larga es una invitación a dar un homenaje a Dios. El salmo nos dice: “Que nuestra oración suba a ti como el incienso”. Es un desafío pues va directo a que experimentemos una verdadera conversión.
  6. Su mano derecha sostiene un libro que podemos decir que es el libro del oficio divino. Nos llama a la oración y la perseverancia, en búsqueda constante de la voluntad de Dios.
  7. Las virtudes de Calasanz están representadas en las azucenas y lirios: la pureza, el silencio en las tribulaciones, la paciencia. Su humildad viene reflejada en su mirada. Su inteligencia, perseverancia, compasión, las vemos reflejadas en el sombrero rojo que es símbolo de alto rango. Se hace pobre para los pobres, especialmente al ver la necesidad de educación de tantos niños pobres. Por eso funda las Escuelas Pías. Calasanz pone sus dones al servicio de Dios, de la Iglesia y los niños pobres.
  8. En el icono se esconde su otra mano, pues simboliza que él camina de la mano de Dios.
  9. El sombrero rojo representa la relación que el santo ha tenido en su vida con algunos obispos y cardenales.

Parte inferior del icono:

  1. En la parte inferior del icono vemos al santo con un joven de clase acomodada. Con su mano derecha hacia el corazón nos muestra varios aspectos de su vida de joven: Unión con el Señor y conocimiento de Él. Una actitud de abandono de su vida de cómo es a algo nuevo. Su fidelidad a Dios desde pequeño: es un oyente a la voz de Dios que le llama al sacerdocio.
  2. En la parte central tenemos el logo de la Orden: María, madre de Dios y de la iglesia. Refugio para Calasanz especialmente en los momentos de tribulación. Recordamos su frase al P. Castelli poco antes de morir: “Si, la Virgen de los Montes me ha dicho que esté contento, que no dude de nada”.
  3. En el tercer cuadro de la derecha se ve al Santo rodeado de niños. Los del lado de la derecha vestidos con ropas acomodadas que no tenían problemas para tener educación. En cambio, el niño del lado izquierdo representa a los niños pobres que llegan a las Escuelas Pías a recibir educación.
  4. La educación pasa a ser un derecho de la humanidad hasta hoy reconocido.

Tomado de:

Circular Informativa Escuelas Pías de Chile Nº112 del 9 de junio de 2021.