Conocemos bien la importancia que San José de Calasanz daba a la formación de los educadores. Y un proyecto que está produciendo frutos fecundos es la llamada Escuela Mentor: una propuesta formativa que permita a los jóvenes colaboradores prepararse para colaborar en la propuesta infantil juvenil de pastoral que llevamos adelante en nuestras obras.

Se trata de una propuesta integral que atraviesa el año, con encuentros presenciales y experiencias hondas de compartir. Todo ello puesto a prueba por la realidad de aislamiento que supuso el tiempo de pandemia.

Gracias a Dios y encontrándose todos en Mendiolaza, pudo cerrarse esta sexta edición de la Escuela Mentor. Damos gracias al Señor por estos jóvenes que quieren ser otros Calasanz para niños y jóvenes.