Estamos a las puertas del Sínodo convocado por el Papa Francisco sobre los jóvenes, la fe y el discernimiento vocacional.  Se trata de un acontecimiento eclesial que está siendo profundamente vivido en el seno de las Escuelas Pías. Pero se trata también, sin duda, de una “oportunidad del Espíritu”, de un kairós (καιρός), un “tiempo oportuno” de esos que hay que saber aprovechar, estando atentos, porque “la voz de Dios es voz del Espíritu, que va y viene, toca el corazón y pasa, ni se sabe de dónde viene ni cuándo sopla. Importa, entonces, mucho estar siempre alerta para que no llegue de improviso y se aleje sin fruto”.

 

Descarga la carta

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies