El sábado 21 de mayo nos hemos reunido en el templo parroquial de Nuestra Señora de Guadalupe, Colonia Tlalcoligia, en la Ciudad de México, en una celebración largamente preparada para la Profesión Solemne de nuestro hermano Pablo Alberto Alvarado Ramírez de los Sagrados Corazones.

Los juniores prepararon los cantos y en el servicio al altar participaron los prenovicios. La mamá de Pablo y su hermana, habían llegado desde el día anterior para estar presentes. Unos familiares más llegaron por la mañana. Presentes también integrantes del Grupo Juvenil, de los Hogares Calasanz de la Ciudad de México y algunos amigos y conocidos tanto de la Parroquia de Tlalcoligia como de la Parroquia de Progreso Nacional y de la Universidad Intercontinental, donde Pablo ha estudiado.

A las 12:00 horas dio inicio la Eucaristía, presidida por el P. Marco Antonio Véliz Cortés, Provincial de México, concelebrando los Padres: Rafael Hernández, Martín Hernández, José Luis Sánchez, Reyes Muñoz, Rosalío Lugo, Cristian Gutiérrez, Emmanuel Suárez, Alberto Azcona, Max Ahuactzin y Melchor Ortega.

Después del Evangelio, el P. Provincial en su homilía invitó a Pablo a vivir desde la humildad que brota del encuentro con Cristo. Continuó el rito de la Profesión Solemne. El canto de las letanías lo realizó el Junior Emmanuel Campa. Visiblemente emocionado, Pablo emitió su profesión definitiva en la Orden de las Escuelas Pías y los escolapios presentes dieron el abrazo fraterno a quien se incorpora definitivamente en la familia escolapia.

Al terminar la celebración, en la cancha de la Casa Juniorato tuvo lugar el convivio, en un ambiente de fraternidad y alegría.

Damos gracias al buen Dios por el don de la vocación y la profesión solemne de Pablo.

P. José Luis Sánchez Macías Sch. P.