La Orden de las Escuelas Pías, y especialmente la Provincia de Argentina, han recibido como un regalo del Señor la Profesión Solemne y posterior Ordenación Diaconal de nuestro hermano Gonzalo Urrets Zavalía de Cristo Crucificado.

En el marco de la celebración del cuarto centenario de erección canónica de la Orden, caminando un nuevo año vocacional escolapio, somos bendecidos con la vida entregada de este joven que quiere seguir a Cristo y a éste, Crucificado.

El sábado 20 emitió su Profesión Solemne en la Iglesia del Colegio Santo Tomás, donde este hermano vio crecer desde sus tiernos años, la vocación escolapia. Y como si fuese no tuviésemos con esto ya un regalo inmenso, al día siguiente el Arzobispo de Córdoba, Carlos Ñáñez, lo ordenó diácono.

La alegría de la Orden y de la Iglesia entera ante este nuevo regalo recibido nos hace redoblar los votos para seguir rezando al Señor el don de las vocaciones.

P. Luis Maltauro