Durante el día de hoy se votaron el resto de las proposiciones y propuestas y se retomó el trabajo por grupos de los núcleos capitulares. Al final del día se dio la bienvenida a los jóvenes que se incorporan al trabajo capitular esta última semana.

La eucaristía de esta mañana, organizada por la Provincia de África Central, ha sido presidida por el P. Evaristus Akem Ndi. Al inicio de la celebración, el P. Provincial ha ofrecido la celebración por los niños de todo el mundo que sufren abusos de todo tipo (sexuales, psicológicos, físicos), obligados a trabajar, separados de sus familias…

Por la mañana, en asamblea capitular, se han retomado las votaciones de las proposiciones y propuestas pendientes. El trabajo ha sido intenso y los capitulares han tenido un tiempo de esparcimiento que algunos han dedicado a pasear, conversar o hacer deporte.

Ya por la tarde volvió el trabajo por grupos de los núcleos capitulares, para incorporar las aportaciones que los padres capitulares fueron haciendo en las exposiciones de estos días. En la última sesión de la tarde se presentaron los jóvenes que participaran estos días invitados por la Congregación General. En un emocionante momento, los jóvenes se presentaron compartiendo su responsabilidad (y nervios) por participar en la Asamblea Capitular. John Michael, de Asia Pacífico; Jorge y Génesis de USA-Puerto Rico; Pablo y Juan de México; Placide de África del Oeste; Roland de Hungría; Trinidad de Chile; Jeremías de Argentina; Guilherme de Brasil. La exposición hizo patente la responsabilidad de ser portavoces de toda una generación, de representar a miles de jóvenes vinculados a las Escuelas Pías. Los Capitulares les invitaron a abrirse al Espíritu, a participar sin miedo, con mentalidad constructiva. “Hacer a las Escuelas Pías más fieles a Calasanz, más capaces de vida, eso es lo que necesitamos de vosotros, los jóvenes”, les exhortó el P. General.