El pasado 30 de noviembre se cumplían 5 años desde que los primeros escolapios llegaron a Minheuene. Fue la respuesta de la Congregación General a la petición del pasionista D. Fernando Luis Lisboa, recién nombrado Obispo de Pemba, que descubrió el carisma escolapio como un regalo para las gentes de su Diócesis.

Con los debidos preparativos y la consabida audacia de las dos provincias escolapias africanas; Dialomao Jean Bernard Diatta, viajó el primero, llegando a Pemba aquel 30 de noviembre de 2016, y recibiendo luego a Jean de Dieu Ehemba y a André Fogué, la primera comunidad escolapia.

Gracias a la aprobación de la propuesta por la Fraternidad y la Provincia, en nuestro capítulo de diciembre de 2018, Emaús entró a formar parte de aquella vida, y ellos tres, a ser nuevos miembros de nuestra Provincia. También intervino la Provincia de Brasil-Bolivia, que recibió unos meses a Dialomao donde pudo perfeccionar el idioma portugués.

Entre los días 25 de octubre a 5 de noviembre se ha realizado una cuarta visita provincial a nuestra presencia de Minheuene.

En la visita, además de Juan Ruiz y Jesús Elizari, de la Congregación Provincial, estuvieron dos personas a las que queremos agradecer su trabajo y disponibilidad: Rosa Gallego, de la sede de Itaka-escolapios de Soria, y técnica para los proyectos de cooperación y Josep Artigas, escolapio catalán-senegalés, ya que lleva allí 45 años.

Un objetivo especialmente valioso de la visita, fue el Encuentro vocacional que mantuvimos con la comunidad y cuatro jóvenes que desde hace un tiempo han sido acompañados por la comunidad en sus ilusiones vocacionales; Alex, Maradona, Isaia y Jordâo, son ya parte del sueño escolapio en Mozambique, y hermanos de los que desde otras tierras hermanas os tenemos presentes en nuestra oración.

Durante la visita, además, se dieron muchos encuentros para compartir la vida y trabajo; con muchas personas y equipos; el equipo de sede de Itaka-Escolapios que anima y coordina la misión, los coordinadores de las 33 comunidades de la parroquia, los monitores/as y cocineras de la Escolinha, y con muchas otras personas significativas para la vida de la presencia, además de las representantes de la administración local, las jefas de los dos distritos a los que pertenecemos, Doña Lucia, de Ancuabe y Doña Isaura, de Montepuez.

Jesús Elizari Sch. P.