Una bendición para los niños vulnerables en un momento de crisis

Desde el estallido de la crisis anglófona en 2016, los Padres Escolapios de la Provincia de África Central desarrollaron estrategias para responder a las necesidades de los jóvenes y los niños pequeños en las zonas afectadas por la crisis de Bamenda y Kumbo, donde tenemos tres Comunidades. Una de las prioridades estratégicas fue la creación de nuevas estructuras para nuestro ministerio. Como respuesta a la propuesta del capítulo provincial, se crearon dos nuevas escuelas en la localidad de Menteh: «Calasanz Catholic College» y «Calasanz Teachers Training College«. En el ámbito de la educación no formal, también se creó un centro de formación profesional.

Hay que recordar que la misión escolapia en la archidiócesis de Bamenda se remonta a 1987 con la llegada de los primeros escolapios en las personas de los padres Ángel Valenzuela (RIP), Fernando Negro y Juan Yzuel Sch. P. Establecieron la primera misión en Futru, Nkwen, donde comenzaron la labor de evangelización y administración de las necesidades del pueblo de Dios. Desde el principio, tuvieron una visión común que consistía en trabajos pastorales en la parroquia y trabajos ministeriales en las escuelas. La pastoral juvenil estaba en el centro de su acción pastoral. En 1989, Futru se convirtió en parroquia y en los años siguientes se crearon estaciones misioneras en Menteh, Mbelewa, Mboung, Neboung, Mbelem, etc. Con la rápida urbanización y el aumento de la población en los últimos cinco años, algunas de estas misiones, conocidas como estaciones exteriores, se han transformado en nuevas parroquias. Es el caso de Mandah y Mbelem. Es posible que pronto les sigan otras. Todo esto fue el resultado de la buena semilla de la fe que implantaron en los corazones de los cristianos los primeros misioneros.

En el ámbito de la educación, los primeros padres invirtieron mucha energía no sólo en la animación pedagógica de los niños, sino también en la creación de estructuras educativas como las escuelas primarias de Futru, Mbelem y Menteh. Se crearon otras estructuras para la formación de los jóvenes, especialmente el Centro Agro-Pastoral, de Formación y de Producción de Nazaret, en Menteh. A partir de la comunidad de Futru, en 2008 se creó otra comunidad en Menteh y se erigió como casa de formación con la misión de acompañar a los jóvenes postulantes en su primer año de iniciación a la vida escolapia. Luego, viendo la importancia de su formación pedagógica como educadores, se creó una Escuela de Magisterio.

El estallido de la crisis anglófona en 2016 fue un revés para nuestras obras misioneras en Bamenda. A pesar de ello, no perdimos la esperanza y seguimos adelante con la elaboración de un proyecto de escuela secundaria para los desplazados internos y los niños vulnerables. La primera piedra se puso en 2020 y, en un plazo de dos años, movilizamos recursos para montar la estructura que nos permitirá acoger y educar a los pequeños en la piedad y el aprendizaje. Quedamos agradecidos a los esfuerzos de los hermanos de la Provincia, a nuestros benefactores y especialmente a todas las personas de buena voluntad que nos han permitido realizar este proyecto. El Colegio Católico Calasanz de Menteh es una bendición para la población local de Menteh y Futru en este momento de crisis sociopolítica. El colegio está entrando en su tercer año de existencia con una matrícula de más de 600 alumnos, tanto en régimen de internado como en régimen diurno.

P. Evaristus Akem Ndi Sch. P.